page contents
695848854 ⇨ 674740634 ⇨ 671623207

De la chapa y pintura es mejor que nos ocupemos los expertos, en Talleres JMA somos especialistas con experiencia, las mejores materias primas y protocolos que nos aseguran un acabado de primera.

Para la tapicería podemos darte una serie de consejos sobre el mantenimiento y limpieza que alargarán la vida de tu coche en prefectas condiciones. Muchas veces nos llegan coches con llamativos colores exteriores y preciosos tapizados en el habitáculo. Por citar alguno, podemos hablar de los descapotables con tapicería blanca, o los monovolúmenes y SUV con tapicerías beige ¿Eso no es lo menos práctico del mundo? Podría ser, pero desde luego quedan preciosos.

Cuando tienes animales en casa o niños pequeños, la tapicería del coche se resiente notablemente en el día a día… Sea como sea, es recomendable tener los asientos de tu coche en buen estado de cara a una venta futura, por lo que hoy vamos a explicar cómo limpiar la tapicería del coche para retirar rápidamente cualquier mancha que caiga sobre la misma. Así cuando tu coche salga con la chapa y pintura impecable de nuestro taller, también podrás tenerlo impecable por dentro

Lo recomendable es hacer una limpieza interior a fondo cada dos o tres meses. Hay gente que prefiere optar por llevar su coche a que lo laven a fondo en un sitio especializado. Lo cierto es que la oferta de este tipo de servicios es cada vez más variada y económica, así que puede ser una opción interesante. Pero si prefieres limpiar la tapicería tú mismo, aquí van unos consejos útiles, basta con utilizar productos que puedes encontrar en tu propia casa.

El tipo de tapicería

A la hora de limpiar la tapicería del coche, es importante tener en cuenta el tipo de material de la misma. Como ya estarás pensando, los mayores cuidados los han de recibir las tapicerías de piel, pues son las que requieren mayor delicadeza en la limpieza de la tapicería y la aplicación de productos específicos.

Para limpiar este tipo de tapicerías, es recomendable que compres en cualquier droguería un cepillo suave, y en una tienda de productos para el automóvil un producto nutriente específico para asientos de coche. Con tan sólo estos dos elementos, lograrás alargar la vida de la tapicería y evitar que se decolore o agriete.

Los pasos para limpiar una tapicería de piel son muy sencillos.

  1. Lo primero es retirar los restos sólidos de mayor tamaño que podamos encontrar en la tapicería, tales como las migas, los papeles… Es importante prestar atención a las costuras y los pliegues, pues en ellas se acumula la mayor cantidad de suciedad.
  2. Hecho esto, limpia el polvo con el cepillo suave que has comprado, pasándolo con delicadeza sobre la tapicería para evitar dañar el tejido. Si la tapicería es de cuero, también puedes pasar un paño húmedo con jabón neutro para eliminar algunas manchas. Después, basta con secar el exceso de agua o jabón con un paño seco.
  3. Posteriormente, aplica el producto específico para tapicerías con el cepillo haciendo círculos. Finalizada su aplicación, retira los restos con un trapo de microfibra húmedo y sécalo con otra bayeta seca de este mismo material.
  4. Por último, es recomendable realizar dos veces al año un nutrido y abrillantado de estos tejidos con algún producto específico para evitar el deterioro y la decoloración. Puedes utilizar cualquier producto de nutrición para el cuero y su aplicación es igual a la del paso anterior.

 

Los mejores días para atacar las manchas son aquellos calurosos, ya que esta se secará rápidamente tras la limpieza. Además, verás mejor los resultados. Es importante que, cuando uses productos quitamanchas, leas con atención los consejos del envase para asegurarte de que no destiñen ni estropean el material de la tapicería.

Las tapicerías de tela, por su parte, requieren menos cuidados específicos, pero también es importante hacer algunas limpiezas periódicas para mantener el interior de nuestro automóvil en buen estado. Ahora me centraré en la limpieza general, pero más adelante también veremos algunos trucos específicos para los distintos tipos de manchas puntuales.

  1. Al igual que en el caso anterior, lo primero es retirar la suciedad superficial. Para ello, en este caso podemos recurrir a un aspirador potente para aspirar la tapicería, maniobra que debes llevar a cabo desde el interior del asiento hacia fuera, a fin de facilitar el arrastre de la suciedad. Presta especial atención a los pliegues de los asientos y a los respaldos, pues es donde mayor suciedad se acumula. No olvides la delicadeza en todo el proceso.
  2. Una vez aspirados los asientos, coge una esponja empapada de agua con jabón neutroy limpia en profundidad el tejido desde dentro hacia fuera.
  3. Si tras el agua con jabón siguen quedando algunas manchas, es hora de pasar a la espuma seca. Basta con aplicarla sobre la mancha, dejarla secar y retirarla con un trapo seco, este tratamiento es muy eficaz para algunas manchas húmedas.
  4. La última parte del proceso es utilizar un aspirador de líquidossi lo tuvieses, pues con él el resultado es perfecto. De lo contrario, deja secar la tapicería. Lo ideal es buscar un lugar aireado para que el coche se ventile rápido, especialmente si has utilizado algún producto de limpieza que desprenda olor.

 

Quitar manchas concretas de la tapicería

Aquí van algunos consejos según el tipo de mancha especialmente recomendados para tapicerías de tela, no olvides lo importante que es quitar estas manchas pronto, si se secan puede que se resistan o no salgan:

Chicle

Los chicles, ese gran amigo de los dientes y enemigo de las suelas de zapato. Si tienes la mala suerte de que te caiga un chicle en la tapicería del coche, lo ideal es hacerse con un aerosol congelador o hielo y un raspador. Basta con rociar el chicle con el aerosol o el cubito de hielo -a fin de enfriar la zona- y raspar posteriormente con el raspador

Chocolate

Para quitar las manchas de chocolate puedes emplear agua caliente, un limpiacristales o quitamanchas, una aspiradora y un cepillo. Lo primero es cepillar la mancha y con la aspiradora quitar lo que vaya saliendo para no extenderlo más. Luego procede a echar un poco de agua caliente sin frotar para que se reblandezca, echa un poco de limpiacristales o quitamanchas y frota con fuerza con un paño.

Caramelos

Has tenido suerte, esta es una de las manchas menos complicadas de retirar de la tapicería, ya que basta con aplicar un poco de agua caliente con un paño sobre los restos pegajosos para que estos se vayan disolviendo poco a poco.

Aceite o grasa / Sangre

Para las tres cosas podemos emplear jabón neutro. Tras dejarlo actuar sobre la mancha durante unos cinco minutos, limpia bien la zona con agua caliente y un poco de jabón tratando de no dañar la tapicería al frotar. Si a pesar de ello la mancha persiste:

  • Para limpiar una mancha de sangre de la tapicería lo mejor es poner sobre la mancha agua oxigenada, si no sale totalmente, vuelve a poner agua oxigenada y remueve la mancha con un cepillo hasta que salga. Posteriormente lava con un paño y jabón neutro, enjuaga y deja secar.
  • Para limpiar una mancha de aceite de la tapicería es recomendable utilizar un producto eliminador de manchas específico, pero ten cuidado, ya que este puede perpetuar otro tipo de manchas.

Betún

Puede que sin querer manches la tapicería del coche con tus flamantes zapatos recién limpiados con betún. Para sacar la mancha, bastan con frotar la mancha con limpiacristales -empleando una esponja o trapo- y después aclararla con agua fría.

Maquillaje/Pintalabios

Por regla general, una mancha de maquillaje en la tapicería de nuestro coche es sencilla de quitar con un poco de alcohol o detergente de lavadora para prendas delicadas. Si ves que la mancha persiste, especialmente la del pintalabios, aplica sutilmente un poco de agua hirviendo con un paño sobre la mancha -sin frotar- y, posteriormente, aplica un limpiador.

Pegamento

¿Ya la has liado con el Loctite? Tranquilo, no fuiste el único al que alguna vez se le quedó pegado algo que no debía. En este caso, basta con aplicar disolvente de pegamento en un trapo e ir dándole toquecitos a la mancha hasta que esta desaparezca.

Vómito

Lo más importante: actúa rápido y de forma contundente, o se comerá el color de la tapicería y te dejará un olor insoportable durante meses. Frota la zona afectada con una mezcla de agua, jabón, desinfectante y limpiador multiusos (lo mejor es utilizar una esponja). Finalmente, remata la hazaña con un limpiador.

 

Con estos sencillos trucos podrás tener tu coche perfecto, de la chapa y pintura nos encargamos en JMA, y cuanto termines el interior con nuestros consejos será como estrenar coche nuevo. ¡Te esperamos para dejar la chapa y pintura perfecta!