page contents
695848854 ⇨ 674740634 ⇨ 671623207

Precauciones en las reparaciones de Chapa y Pintura.

Los trabajos de reparación de chapa y pintura son una de las tareas más comunes a las que se enfrentan los profesionales de los talleres mecánicos.

Se trata de un trabajo en el que se utilizan ciertas herramientas y productos que requieren tomar algunas precauciones. No pienses que puedes reparar sin mayor riesgo la chapa de tu vehículo solo por ver un tutorial de YouTube, tenemos claro que en ese caso acabarás en nuestro taller con un problema de mayor envergadura que el que te llevó a ver el tutorial.

Riesgos en el trabajo de chapa y pintura

  • Por un lado, a la hora de realizar este tipo de trabajo existe un riesgo de sufrir cortes al trabajar las piezas o quemaduras con el soplete.
  • También se puede ver afectado nuestro sistema respiratorio, debido a la inhalación de gases o partículas durante la fase de lijado o aplicación de pintura.
  • El oído sufre mucho en las reparaciones de chapa y pintura, ya que durante alguno de los procesos el ruido es muy alto.
  • Por otro lado, también existe riesgo de erosiones en la piel, por la manipulación de los disolventes o al mezclar productos para la fase de pintura.

¿Puede ser peor el remedio que la enfermedad? Ojo con reparar un arañazo de la pintura del coche por tu cuenta.

Internet está lleno de tutoriales en apariencia sencillos para solucionar los pequeños desperfectos que se producen en la carrocería del coche como consecuencia de roces, golpes sin importancia etc. Cuando el daño en la pintura del coche no parece muy grande, pero nos molesta su efecto estético y, además, sabemos que cualquier daño en la carrocería, por pequeño que sea, puede ser foco de corrosión si no se repara, es habitual que un automovilista busque una solución para hacer desaparecer ese rayón, arañazo o pequeño bollo en la carrocería que le molesta.

Y si buscamos, encontramos: productos milagro y soluciones fáciles.

Lápices de color, pequeños sprays, incluso pintauñas para borrar los daños más leves en la pintura del coche.

Pero, ¿son realmente una solución?  ¿Funcionan?

En realidad, este tipo de productos han sido pensados para disimular un daño en la carrocería. Disimular, que no es lo mismo que reparar y eso es importante tenerlo claro.

¿Llevar el coche al taller de chapa y pintura por un pequeño rasponazo en la pintura? En un primer momento, muchos automovilistas desisten. El daño es tan pequeño que piensan que no es necesario llevar el coche al taller de chapa y pintura, con las molestias que puede ocasionar no disponer del coche por unos días. A menudo, lo que ocurre es que no tenemos cubiertos los daños propios en nuestra póliza de seguro y hay que reconocerlo: casi nunca es buen momento para el gasto que supone reparar el coche.

Cuando el daño no es tan pequeño o está en una zona muy visible y molesta al automovilista verlo cada día, ¿qué hacer?

Los tutoriales tipo “hazlo tú mismo” que se pueden encontrar en internet parecen una guía fácil. Punto por punto, parece que van explicando el proceso de reparación de la pintura del coche. Parece sencillo. Limpiar la zona, proteger el resto de la carrocería, lijar, aplicar imprimación, dejar secar, aplicar pintura…

Los pasos, sobre el papel, no parecen tan complicados. Eso hace que muchos automovilistas se lancen a hacer pequeñas reparaciones de pintura por sí mismos.

Pero, ¿y el resultado?

Por muy detallado que sea un tutorial “hazlo tú mismo” de pintar el coche o reparar la pintura del coche, hay cuestiones técnicas que se escapan al conocimiento de un automovilista. Y es normal porque no es su profesión. Cualquiera puede colocar unos ladrillos, pero no lo hará igual de bien que un profesional de la construcción. Cualquiera puede pintar las paredes de una casa, pero seguramente tardará más que un pintor profesional y el resultado será peor.

Desde qué herramientas y productos usar hasta cómo hacerlo… la formación, la experiencia importan. Y, en el caso de pintar un coche o hacer una reparación de chapa y pintura, importa también dónde se hace.

No en vano, los talleres de chapa y pintura disponemos de cabinas especiales para poder hacer bien el trabajo de repintar el coche o reparar un daño en la pintura… sin que “pululen por el aire” motas de polvo, insectos, polen o cualquier otro tipo de partícula en suspensión.

Conseguir igualar el color, que no se note qué pieza o parte del coche ha sido pintada o reparada requiere de trabajar de forma limpia, exacta, eficiente. Con materiales de calidad. Requiere dominar las herramientas y los tiempos.

¿Reparar un arañazo en la pintura del coche por tu cuenta? Nadie puede impedirlo. Pero también es muy posible que el resultado te delate. A veces, puede ser peor el remedio que la enfermedad y donde había un pequeño arañazo ahora se ve un área mal pintada, con textura gruesa, poco pulida o incluso es evidente que el color es distinto.

Si tienes algún daño en la pintura o carrocería de tu coche para reparar: piénsalo bien. Para un buen resultado, pon tu coche en manos de profesionales como Talleres JMA que cuenta con personal formado, amplia experiencia, una de las mejores instalaciones de España, los materiales y  herramientas necesarios… A fin de cuentas, tu coche forma parte de tu imagen personal e incluso puede que sea tu imagen profesional.

Ponte en contacto con nuestro servicio de atención al cliente y pide una cita para podamos valorar ese arañazo tan molesto ¡Te esperamos! y no olvides que un problema en la chapa y pintura puede afectar a la seguridad en la conducción.